Lipofilling facial

Lipofilling Facial o Relleno Facial con grasa.

Los rellenos faciales con grasa son actualmente una de las áreas más interesantes de la cirugía estética. Los cirujanos plásticos pueden eliminar el exceso de grasa de un área del cuerpo como el abdomen o los muslos, y transferirla a otras áreas del cuerpo que pueden beneficiarse del aumento o alisado. El uso de la grasa como material de relleno evita los elevados costos y resultados efímeros de los rellenos de acido hialurónico así como las reacciones alérgicas porque no es una sustancia extraña.

La pérdida de volumen facial puede ocurrir como resultado de la pérdida de peso o el envejecimiento, creando una apariencia hueca y laxitud indeseable de la piel en el área de las mejillas. Los pacientes con mejillas naturalmente planas también pueden desear una mejor definición y contornos atractivos que complementen su estructura facial.

¿Qué es Lipofilling?

La grasa se ha convertido en los últimos 25 años en un valioso aliado del cirujano plástico, se han perfeccionado las técnicas de transferencia mejorando así los resultados en términos de sobrevivencia de grasa hacia los sitios transplantados. La cara es una de las principales áreas donde se utiliza para restablecer el volumen perdido por los años. El rostro vacío, desinflado y con surcos profundos, son los principales estigmas del envejecimiento facial, estos se pueden minimizar con transferencia de grasa.

A diferencia de los rellenos temporales tradicionales como acido hialurónico, la grasa tiene la capacidad de permanecer, mejorar la calidad de la piel y reparar la piel dañada, por su composición alta en factores de crecimiento y células madre mesenquimales. Los resultados del aumento de volumen facial con grasa son incomparables a los de otros procedimientos en términos de costo, eficacia y longevidad.

Procedimiento de Lipofilling

El injerto de grasa ofrece resultados de aumento duraderos y de aspecto natural utilizando grasa cosechada del paciente. La grasa se elimina cuidadosamente del área donante mediante una pequeña liposucción, se purifica para eliminar los desechos y el exceso de líquido, y luego se inyecta estratégicamente en las diferentes áreas del rostro donde es necesaria. Los pacientes que optan por este procedimiento pueden mejorar los contornos y la definición de su cara. El lipofilling se realiza generalmente con anestesia local, aunque en muchas ocasiones se realiza conjuntamente con lifting facial potenciando de esta forma los resultados de ambos procedimientos, en este caso se utiliza anestesia general.

La grasa se puede colocar estratégicamente en diversas regiones de la cara para minimizar los signos de envejecimiento y perdida de volumen. Se tratan los surcos profundos, arrugas, áreas desinfladas, tales como:

  • Región temporal, frente, entrecejo, cejas.
  • Órbitas, sobre los párpados superiores.
  • Union de los párpados inferiores con la mejilla, ojeras.
  • Mejillas, pómulos.
  • Surcos entre la nariz y boca, surcos entre boca y mentón.
  • Labios.
  • Aumento de mentón.
  • Lineas mandibulares.
  • Lobulos de las orejas.
  • Manos.

Procedimiento asociado

El primer paso en el rejuvenecimiento facial es identificar las quejas y los objetivos del paciente. El siguiente paso es un análisis exhaustivo de la cara. El injerto de grasa puede ser una herramienta fabulosa, sin embargo, en la cara excesivamente flácida con piel suelta redundante, el injerto de grasa por sí solo puede no proporcionar al paciente un cambio adecuado, en estos casos es necesario remover el exceso de piel flácida y luego infiltrar la grasa. Muchas causas de malos resultados en personas de edad avanzada es una mala evaluación y el ofrecimiento de alternativas erróneas, como  realizar rellenos sin un lifting facial cuando este esta indicado.

Preguntas Frecuentes

¿Se obtienen los mismos resultados al realizar relleno facial con grasa que al hacerlo con rellenos de ácido hialurónico?

Definitivamente no, los rellenos de acido hialurónico son tratamientos reversibles que duran entre 6-18 meses y son materiales extraños. Por el contrario la grasa tiene un costo menor ya que se obtiene de su propio cuerpo, es duradera y regenera y repara la piel dañada, ademas la cantidad disponible es ilimitada.

¿Soy candidata para injerto de grasa o para un lifting facial?

Durante la consulta de evaluación se evaluará y determinará si el problema es deficit de volumen o si existe además un componente de exceso y caída de piel. Por lo general arriba de 50 años la mejoría con lifting facial es asombrosa.

¿Cuánto tiempo dura el injerto de grasa?

La grasa es duradera es decir que vivirá en la cara el mismo tiempo que viviría si estuviese en la zona de donde fue cosechada. Los resultados pueden variar, sin embargo son longevos 8-10 años.

¿Existen complicaciones con el injerto de grasa?

Rara vez puede presentarse una complicación. Como en cualquier procedimiento quirúrgico siempre existe la posibilidad de sangrado, infección o reabsorción de la grasa injertada.